Interview Maganize: Jennifer Lawrence entrevista a Eddie Redmayne

Jennifer Lawrence tuvo la oportunidad de entrevistar al actor de ''La teoría del todo'' Eddie Redmayne (y nominado por ello a los Oscars 2015) para Interview Magazine y aquí les dejamos su traducción! Es una gran entrevista, así que disfrútenla!

Jennifer Lawrence, que sabe un poco de ciencia-ficción, se reunió con  Redmayne hace años a través del director Oliver Stone. Recién salida de su gira de prensa en todo el mundo de Los Juegos del Hambre: Sinsajo Parte 1, la ganadora del Oscar llamo a Redmayne, que estaba en Turín, Italia, para hablar acerca de la adicción a Real Housewives, las caídas falsas y el mal salmón.


JENNIFER LAWRENCE: Vi ‘’La teoría del Todo’’ y mi mandíbula cayó todo el tiempo. ¡Estabas tan fantástico! Yo ni siquiera sabía que algo de eso era posible.

Eddie Redmayne: Bueno, gracias. Cuando me dieron el papel, mi compañera Charlie Cox, quien interpreta a Jonathan en la película, dijo: "Si tienes la oportunidad de interpretar a Stephen Hawking, no tienes más remedio que darle tu todo. Tienes que dar el 8.000 por ciento".

LAWRENCE: ¿Eso te asusta?

REDMAYNE: ¡Oh, fue petrificador!

LAWRENCE: Me asustaría toda.

REDMAYNE: Haces esas cosas de tratar de perseguir el trabajo, sonando muy confiado porque nunca piensas que lo conseguirás. Y luego te ofrecen el trabajo, y tienes un momento de euforia, y luego, básicamente, quieres estar enfermo durante el primer año.

LAWRENCE: No se si entiendes esto, pero me avergüenzo muy fácilmente cuando tengo que hacer escenas donde me enojo mucho. ¿Tienes ese sentimiento de "auto-conciencia"? Yo no sé si te pasa, pero me da vergüenza fácilmente cuando tengo que tener grandes escenas de deshielo. ¿Tienes ese auto-consciente?

REDMAYNE: ¿Me estás tomando el pelo? Soy una gigantesca bola de miedo rancia y de autoconciencia. Estoy totalmente alimentado por el miedo, por lo que el hecho de que sabía que podría ser un desastre catastrófico me hizo incapaz de dormir, y me hizo trabajar muy duro.

LAWRENCE: Parecía que perdiste mucho peso.

REDMAYNE: Perdí, como, 15 libras al comienzo de la película. Con la enfermedad, Stephen perdió mucho peso. Pero no pudimos rodar en orden cronológico, así que teníamos que saltar entre diferentes períodos de tiempo dentro de un mismo día. Nuestro extraordinario artista de maquillaje, Jan [Sewell], y la diseñadora de vestuario, Steven [Noble], hicieron cosas inteligentes como hacer los collares apretados y mi maquillaje se veía saludable por la mañana, y luego, en la tarde cuando interpretaba a alguien más grande, se metían con las proporciones de los collares que se volvían más grandes o usaban una silla de ruedas un poco más grande. Pero fue un verdadero trabajo en progreso. ¿Alguna vez viste el material sin editar?

LAWRENCE: No. A menos que me sigan dando la misma nota y obviamente no la consigo, entonces la veo de nuevo en el monitor. Pero, ¡oh, Dios mío, ¿viste material sin editar de esto?

REDMAYNE: Algo así, porque estábamos saltando dentro y fuera de todos estos diferentes períodos de tiempo y tratando de localizar la enfermedad y el deterioro físico. Tuve un iPad con todo el material documental de Stephen y luego tuvimos los footage sin editar. Mantuve la esperanza de que las dos cosas se cumplieran, pero obviamente nunca lo hicieron. [risas]

LAWRENCE: Tal vez ver el material sin editar me hará ser mejor. Cada vez que estoy en un estreno, lo único que hago es pensar, Oh, no deberías haberlo dicho que de esa manera!" En realidad, eso es probablemente lo que me hace más  neurótica. ¿Cuál fue tu herramienta más útil? ¿Fueron los documentales de Stephen?

REDMAYNE: Buena pregunta.

LAWRENCE: ¡Lo sé! Y se me acaba de ocurrir.

REDMAYNE: Creo que tienes un empleo secundario. Oprah tienes que tener cuidado. [Ambos ríen] Hubo un documental de Stephen y Jane Hawking [ex esposa] de la década de 1980. Es el único material que pude encontrar de Stephen, y es casi incomprensible. La enfermedad ha tomado realmente el control de su físico. Él todavía puede moverse, pero fue un físico muy específico. Aún se podía ver el daño en él, el brillo en sus ojos. Yo tenía estas tres imágenes en mi trailer-una era de Einstein con la lengua fuera, otra era de James Dean, porque Stephen era genial sin esfuerzo. Él tiene esta clase de confianza caótica en él. Y la última fue un comodín en una baraja de cartas, un títere con una marioneta, porque cuando conoces a Stephen-lo describo como el "Señor de la Anarquía" -él tiene un gran sentido de las travesuras. Trabajé con una bailarina también, una mujer increíble llamada Alex Reynolds. Mi instinto fue tratar de aprender las diferentes etapas de la corporalidad como una danza. Al igual que los pasos de aprendizaje, que nunca sostienes –soy un pésimo bailarín por cierto-, pero una vez que sabes los pasos, puedes interpretarlo. Así que fuimos a estas clínicas de ALS  [Esclerosis lateral amiotrófica] en Londres para que me enseñen los aspectos específicos de la enfermedad. Entonces fui a un estudio y Alex me filmó caminando con un pie caído o algo, y lo estudiamos un poco. Es una de las cosas que no puedes ver por tu cuenta. La otra cosa sobre la ELA es que nadie sabe cuándo se inicia. Normalmente descubres que lo tienes porque te caes y vas a la sala de emergencias, pero solo te vendarán y te enviaran a casa. Se necesita un médico muy astuto para darse cuenta de que la razón por la te caíste fue porque el músculo del pie se ha reducido. Puedo entender que Stephen probablemente ya tenía ELA desde el principio de la película, así que traté de encontrar los pequeños detalles en sus manos y esas cosas en las que Alex era riguroso. ¿Y sabes cómo, a menudo, las personas no entienden cómo funcionan los actores y entonces nos tratan con suavidad?

LAWRENCE: Sí, como una mina terrestre.


REDMAYNE: Bueno, ella vino desde el mundo de la danza y decía "¡Hazlo de nuevo! ¡Sigue haciéndolo, sigue haciéndolo!"

LAWRENCE: Eso es genial. Y, por cierto, gran caída de cabeza. ¿Fue tu primera caída?

REDMAYNE: ¿Te impresionamos con la caída de cabeza? Yo no quiero develar mi truco.

LAWRENCE: ¡Tengo que saberlo! He sido golpeada demasiadas veces.

REDMAYNE: [ríe] Bueno, entonces el doble -puedes imaginar que no tenía mucho que hacer; no eran Los Juegos del Hambre- estaba tan emocionado por la caída. Extendió una alfombrilla de caídas y me ató las manos a la espalda y le dijo: "¡Sólo cae!" Yo estaba como, "¡¿Qué?!" Pero para el primer plano, me tenía de rodillas con las manos atadas a la espalda y había un pavimento pintado muy sutilmente .

LAWRENCE: ¿Cómo conseguiste que tu cabeza rebotara de esa manera?


REDMAYNE: Debido a que era un poco blanda.

LAWRENCE: ¿Puedes decir que hago películas de acción? [risas]

REDMAYNE: ¿No eres famosa por los daños a ti misma en el set cuando haces tus trucos?


LAWRENCE: No. Renae Moneymaker, mi doble, lo es. [risas]¿Ves E! por la mañana?

REDMAYNE: No hables de ello. Ha sido realmente malo en esta gira de prensa. Llego a casa después de tratar de pretender saber acerca de astronomía y física durante todo el día y enciendo The Real Housewives.

LAWRENCE: ¡Oh, Dios mío.

REDMAYNE: Lo sé. Es malo.

LAWRENCE: ¿Ves The Real Housewives, Eddie?

REDMAYNE: He sido un amante de armario de imitación de reality de TV desde de The Hills. Es malo.

LAWRENCE: Siento como que voy a llorar. Estamos haciendo un gran avance. Fui a Pump la otra noche para conocer a [la dueña del restaurante y estrella de de Real Housewives en Beverly Hills ] Lisa Vanderpump. Le pedí que firmara una botella de vodka, y cuando ella se la dio a mi amigo que estaba conmigo en los Oscar, mi amigo dijo, "Jennifer, esto es mucho mejor que los Oscar!" [Risas] Tomamos tantas fotos con ella. Estábamos como, [se refiere a la cuarta temporada de la serie] "Puerto Rico era una caza de brujas. Brandi [Glanville] y Kyle [Richards] fueron tan malos!"


...Click en Leer Más para leer el resto de la entrevista...


REDMAYNE: No puedo creer lo intrincado de sus vidas. Quiero saber cuánto de ella es una farsa, cuánto de ella se dirige.

LAWRENCE: ¡Yo también! Es por eso que estamos fascinados por eso, por las películas con las que estoy aburrida.  Yo sé que eso es falso y bla, bla, excepto por el accidente de Stephen Hawking.

REDMAYNE: Lo sé, y entonces veo los disparos de helicópteros en estos espectáculos que son sustancialmente más caros que cualquier cosa en La Teoría del Todo, y tú estás como, "¿Cómo?" También soy un tonto completo de las bandas sonoras, la música teen pop.

LAWRENCE: ¿Cuál es tu programa de televisión favorito?

REDMAYNE: Estoy un poco vintage. Vuelvo con The Hills. Ocasionalmente Audrina [Patridge] o Whitney [Port] estarán en un sitio web que yo no debería estar mirando, y estoy como, "Sabes, yo sólo quiero comprobar que lo están haciendo bien, porque es mi juventud”. [Lawrence ríe] Y lo más deprimente es que no es mi juventud. Yo era demasiado viejo para ver esos programas cuando los veía



LAWRENCE: MTV veces los pasa, como por tres horas, y termina de transformar mi mañana. Es como que cancelo todo lo otro.

REDMAYNE: ¿Así que eres una dama de ocio ahora? ¿Finalmente tienes un momento libre?

LAWRENCE: Lo tengo y soy miserable. Estaba tan emocionada de tener tiempo libre, y ahora no sé qué hacer conmigo misma. ¿Qué haces cuando tienes tiempo libre?

REDMAYNE: Alguien me preguntó hoy lo que he estado haciendo, y sentí como si tuviera que hacer realmente algo para justificar mi...

LAWRENCE: Sí. Yo estoy como, "Pinto-¡Soy pintora!" [Risas]

REDMAYNE: ¿Qué hago? No lo sé. Realmente soy malo con el piano. Toco el piano.

LAWRENCE: Estoy tan feliz de que no tengas una respuesta.

REDMAYNE: Y entonces  de vez en cuando trato de fingir que pinto, de nuevo, muy mal. Pero este es el gran lujo de no trabajar: el momento de leer un libro que no tiene nada que ver con el trabajo, sabes, es muy relajante. Y tengo una capacidad de concentración muy mala. No me puedo concentrar durante más de cinco minutos.

LAWRENCE: Yo tampoco. Leo dos páginas y estoy como, "Tal vez sólo voy a ver la televisión hasta el corte  comercial, y luego voy a terminar el capítulo."

REDMAYNE: [risas] ¡Ten un poco más sobre Bravo! Pero tengo curiosidad, ¿qué vas a hacer con tu tiempo libre?

LAWRENCE: Um. Lo siento, estoy comiendo comida china.

REDMAYNE: ¿China? ¿Qué hora es en donde te encuentras?

LAWRENCE: Este es mi desayuno.

REDMAYNE: ¡Estoy impresionado, Lawrence!

LAWRENCE: La tenía para la cena y el desayuno, y pedí tanto que probablemente tendré para el almuerzo.

REDMAYNE: ¿Está soleado y hermoso en Los Ángeles?

LAWRENCE: Sí. ¿Dónde estás?

REDMAYNE: Estoy en Turín. Hay un festival de cine aquí, y acabo de llegar del aeropuerto de Munich. Pero ahora me siento inspirado por tu comida china,  tienen un montón de pastas mientras estoy aquí. Mi novia vio algunas fotos de mí en la premiere, y ella está como, "Ed, te ves muy delgado" Le dije: "Nena, tengo un montón de sushi y jugos." Y ella dijo, "¡Eso no es de lo que estoy hablando! Estoy hablando de un tazón gigante de espaguetis a la boloñesa y una hamburguesa". [risas]

LAWRENCE: Te odio, por cierto, por conseguir estar más delgado en una gira de prensa. Yo sólo engordo. Porque todo lo que puedo comer es comida rápida, la comida del hotel.

REDMAYNE: ¿Ya terminaron con Los Juegos del Hambre?

LAWRENCE: Creo que hemos terminado con la gira de prensa. Tengo una cosa más que grabar para Los Juegos del Hambre. Sólo tenemos una escena que hacer para el final.

REDMAYNE: ¿Se acabó? Wow. Eso es bastante intenso. Eso es, al igual que, varios años de tu vida.

LAWRENCE: Lo sé. No estoy feliz por eso en absoluto.

REDMAYNE: Espera, ¿no pueden escribir algo más?

LAWRENCE: Ya sé, ¿verdad? Yo lo haría totalmente. Y ahora Liam [Hemsworth] está haciendo una película en Australia durante dos meses. Es el tiempo más largo que los tres de nosotros hemos pasado separados.

REDMAYNE: ¿Ustedes son como hermanos?

LAWRENCE: Sí. Estábamos en el avión, y Josh [Hutcherson] estaba comiendo algo que no me gusta-salmón o algo así. Yo estaba comiendo mi propia merienda y él seguía comiendo mi merienda. Yo iba a compartirla con él porque no soy una idiota, pero, finalmente, yo estaba como, "No puedo comer tu comida. ¡Así que no es justo que tú estés  comiendo mi bocadillo!" Nuestro guardia de seguridad se empezó a reír de nosotros. Y  dijimos, "Han pasado un montón de años!" [risas]

REDMAYNE: Hablando de salmón y aviones, ¿te acuerdas de aquella vez que te vi en los BAFTA en Londres? Fue hace unos dos años, cuando ustedes estaban haciendo Silver Linings Playbook [2012], y estábamos haciendo Les Mis. Había volado desde Berlín ese día y había comido algo de salmón chungo en un avión. Yo estaba presentando con Sally Field. Hice la alfombra roja, y nos quedamos en este bar y recuerdo que te vi allí. Entramos en los BAFTA y yo estaba sentado detrás de Anne Hathaway, y después las luces bajaron….

LAWRENCE: "Me tengo que ir!" [risas]

REDMAYNE: Trastabillé escaleras abajo en el Royal Opera House justo fuera del auditorio y procedí a vomitar a lo largo de todo el corredor.


LAWRENCE: ¡Oh, Dios mío!


REDMAYNE: ¡Lo sé! Fue horrible. Y cinco minutos antes, yo había estado charlando contigo en el bar, pero pálido y sudoroso.

LAWRENCE: Me gustaría que me lo hubieras dicho. ¡Hubiera  tomado fotografías!

REDMAYNE: Pensé que me saldría con la mía. Estuve en casa en 20 minutos. Me desperté a la mañana siguiente todavía sintiéndome  bastante áspero y encendí mi teléfono y había cientos de mensajes de texto y correos electrónicos, porque al parecer Sally Field continuó y dijo: "Yo estaba destinada a hacer la presentación con Eddie, pero está actualmente enfermo en el backstage”.

LAWRENCE: ¡Oh, Dios mío!

REDMAYNE: ¡Lo sé! Yo tenía que salir con  Sally Field, pero todo el mundo pensaba que estaba enfermo. De todos modos, ya no más salmón en los aviones es el punto de esta historia.

LAWRENCE: Ah, sí. Sin salmón en el avión. Yo vomité salmón. Ya no puedo comerlo.

REDMAYNE: ¿Cuántos años ha pasado?

LAWRENCE: Um, ¿cuatro? Ya mucho.

REDMAYNE: Eso es una vida entonces. Te doy como un año y medio después de conseguir una intoxicación alimentaria por algo, y entonces empiezo hartarme de nuevo.

LAWRENCE: Eso es lo que pienso del tequila.

REDMAYNE: ¡No me gusta el tequila!

LAWRENCE: Siempre estoy como, "No, nunca puedo beber tequila de nuevo", pero ...

REDMAYNE: El tequila es mi salmón. Tuve una experiencia brutal con él en la universidad. [risas]

LAWRENCE: [Lawrence se desconecta y vuelve enseguida] Lo siento. Creo que mi publicista colgó cuando empecé a hablar de tequila. [Ambos ríen]

REDMAYNE: ¿Así que estás teniendo un Acción de Gracias?

LAWRENCE: Estoy volando a Kentucky mañana. Ahí es donde todo el mundo vive. Ahí es donde mis sobrinos están, así que  voy a volver allí.

REDMAYNE: ¿Alguno de ellos actúa?

LAWRENCE: No. ¿Tienes actores en tu familia?

REDMAYNE: No, no en absoluto. Es un gen positivamente raro. ¿Cómo te metiste en esto?

LAWRENCE: Cuando mis padres se iban a trabajar y salía  de la escuela,  comencé  con el teatro. Realmente no me gustaba, y sólo lo  hice por un par de semanas. Tenía 14 años, y entonces alguien tomó mi foto en una calle de Nueva York, y luego leí un guión para una película llamada Gracie [2007]; que era de fútbol. Yo siempre había sido mala en la escuela y odiaba los deportes y luego lo leí y  ya estaba como, "¡Esto es! ¡Este es lo que amo!" Estaba tan convencida  de que iba a trabajar que le dije a mis padres que me iba a mudar a  Nueva York. Lo recuerdo y pienso, "Oh, Dios mío. ¡Tú eras una maldita idiota! ¡Podrías haber muerto!"

REDMAYNE: Siento como todo lo contrario. Nunca me comprometí a ser actor. Nunca sentí que sería posible, supongo.

LAWRENCE: Eres muy británico y autocrítico al respecto.

REDMAYNE: Mis padres son un increíble apoyo, pero mi papá trabaja con números y las pocas estadísticas que algunos actores tienen... ¿Te has parado a preguntártelo?

LAWRENCE: No, nunca lo he hecho. Yo estaba como, "¡Esto es ir a trabajar!"

REDMAYNE: Absolutamente increíble.

LAWRENCE: Pareces  muy impulsado por el miedo.

REDMAYNE: .

LAWRENCE: ¿Eso te detiene, o es como tu combustible? Como cuando, tengo miedo en el primer día de trabajo y luego me siento impulsada por la confianza. No sé si es que me estaba engañando, porque Silver Linings fue la única vez que sentí miedo todo el tiempo.

REDMAYNE: ¿Por qué piensas que fue eso?

LAWRENCE: Probablemente porque yo estaba fuera de mi zona de confort. Fue mi primera película con David [O. Russell]. Y él siempre está gritándote. [risas] Vas a hacer una escena, y él estaba como, "¡Digan esto! ¡Haganlo de la manera exactamente opuesta!" O Hagan toda la escena en cámara lenta!" Es una manera de empujarte un poco más, por lo que la miras y no reconoces a ti mismo.

REDMAYNE: Eso es extraordinario. Y es interesante que dices que en el primer momento tienes miedo, y luego, a partir de ahí, está la confianza, en general. La gente se pregunta: "¿Te gusta actuar?" Pero tú tienes esas pocas horas específicas para hacer una escena, y luego te vas a casa y esperas seis meses para saber cómo ha ido. No se puede volver atrás y hacerlo de nuevo. El rodaje se trata de estar continuamente alerta y pensar, y me parece que es bastante agotador. Ciertamente, yo diría que el miedo es una parte de eso.

LAWRENCE: ¿Sientes eso en cada trabajo?

REDMAYNE: Lo hago. Lo siento cuando estoy  interpretando a un protagonista porque siento una especie de responsabilidad, pero también lo siento cuando entro a hacer algo en un par de días  y no tienes tiempo para prepararte. Me encantaría ser capaz de liberarme de eso.

LAWRENCE: Bueno, no te metas con ello. Lo que sea que estés haciendo realmente funciona. Y no hubo miedo en tu rendimiento. Yo no habría sido capaz de entregarme tanto.

REDMAYNE: Estoy seguro de que no es cierto. Y puede ser una manera complicada de vivir, sin embargo.

LAWRENCE: . Eso suena miserable.

REDMAYNE: ¡Estamos trabajando en ello, Jen! [risas] ¡Trae el  tequila!


Traducción: Real Or Not Real News

1 comentarios:

Publicar un comentario